Lenguaje Quimico Dossier

Química’s Docs Lenguaje Quimico Dossier

Lenguaje en la cocina, en las matemáticas, y ¿en la química?

 

El fin de semana pasado me quedé en casa de mi abuelita y prometí ayudarle en las labores de la cocina, la verdad no fue complicado para mí, pues me gusta mucho “hacer experimentos” en la cocina, pero la verdadera razón por la que quería estar con ella, era para aprender “sus trucos”, mi mamá me dijo que ella aprendió mucho con mi abuela. Así es que manos a la obra… El sábado era cumpleaños de mi tía Vero por lo que mi abuela le iba a preparar un rico pastel y unos frijoles charros. Allí empezó todo… Mi abuela me dijo: “pásame aquella olla de barro para cocer los frijoles” y cuando la tomé para pasársela me dijo: “esa no, esa es la olla del agua, y sólo se usa para hervir el agua, pues ya tiene cal de tantas hervidas”, yo francamente no entendí a qué se refería. Y mi abuela dijo: “la otra olla, la nueva, pero antes habrá que curarla”. A lo que sí pregunté, ¿qué es eso de curarla, a poco está enferma? Ja, ja, ja… Y mi abuela contestó: “estos jóvenes de ahora, no saben de la vida”…, después de sus gruñidos (ja, ja), me dijo que había que poner a hervir la olla con suficiente agua y vinagre para que “soltara el plomo”. Hay voy de nuevo, no entendía a qué se refería… Mientras “se curaba la olla”, empezamos a hacer el pastel, la parte que más me gusta. Empezamos poniendo la mantequilla en un refractario y me dijo que había que “acremarla”, pero si sólo era mantequilla (no había crema) y ella que dijo que yo de plano no conocía el lenguaje de la cocina, que acremar significaba batir la mantequilla con ayuda de la batidora hasta que estuviera suave y cambiara a un color más claro, lo que indicaba que tenía aire suficiente. Después de esto, agregué el azúcar, luego los huevos (uno a uno), la vainilla y el jugo y la ralladura de una naranja, mmmm, ya olía rico. Después me indicó que había que cernir la harina (pasar por un colador para quitar los grumos), junto con la sal y el bicarbonato de sodio. Y yo le dije que éste último lo usaba mi papá para las agruras. Ella se rio conmigo y me dijo que también servía para que se esponjara el pastel. Definitivamente yo no sabía cosas de la cocinada, pero bueno, lo importante era que quería aprender, ¿no? Vaciamos la masa del pastel en un molde y antes de esto mi abuela me dijo que le untara mantequilla al molde para que el pastel “no se pegara”. A estas alturas mi abuela ya conocía mi cara de interrogación y, me dijo: “con la mantequilla ayudas a que el pastel salga enterito del molde cuando ya está cocido”, ahhhh, dije yo.

Mientras yo hacía el pastel con las indicaciones de mi abuela, ella ya había puesto a cocer los frijoles. En eso me dijo: “pásame el bicarbonato para echarle a los frijolitos”, y como ya conocía mi grado de experta me dijo: “es para que se cuezan rapidito”. De plano fue toda una experiencia, aunque me quedaba con mil dudas, ¿cómo es que mi abuela sabía tantas cosas?, ¿eso estaba en los libros? Y en eso, para mi suerte, llegó mi prima Lupita quien estaba estudiando Química en la Facultad. Ella escuchó un poco de la conversación y me dijo: “no te preocupes Anita todas las respuestas que buscas están en la química”. Y yo, la reté y le platiqué toda mi experiencia en la cocina con mi abuela. Y ella muy prudente me dijo: “lo que pasa en la cocina, es la química misma. Primero debes conocer sus términos porque es un nuevo idioma, por eso muchos chicos dicen que es una materia muy difícil, porque es una nueva lengua, si no manejas sus letras y reglas, será difícil “hablar o leer” la química. Y yo le contesté: “pero yo no voy a ser química, para qué me sirve aprenderme todo eso? Y Lupita contestó: “si tú te vas de viaje a algún país o comunidad en donde no se hable español, sería útil aprender algunas frases para saludar, pedir comida, ir al baño y esas cosas diarias, ¿no? Y pudiera darse el caso que te guste la nueva lengua, que hagas nuevos amigos y por lo tanto, que perfecciones y aprendas bien esta nueva lengua. ¿Qué tal si en un futuro te animas a ser mi colega, eh? Bueno, bueno,..  le dije yo, pero dime qué hay de esos nombres que dijo mi abuela: “cal, vinagre y bicarbonato de sodio”. Y Lupita muy gentil contestó: la química al igual que las matemáticas tienen sus propios símbolos y signos universales y, éstos son propios y únicos, lo que permite que en todo el mundo se entiendan. Lo mismo pasa con las matemáticas y la música, por ejemplo un matemático o un músico pueden leer ecuaciones matemáticas o una partitura, respectivamente, en cualquier parte del mundo. Lo mismo pasa con el lenguaje de la química, su abecedario son los símbolos de los elementos contenidos en la tabla periódica. Entonces esos nombres “cal, vinagre y bicarbonato” son la forma más fácil de nombrar al óxido de calcio, a una solución de ácido acético y al bicarbonato de sodio”. Y como sus nombres son muy largos al escribirse, los químicos idearon una forma de compactarlos mediante símbolos y fórmulas.

Los símbolos químicos representan a un átomo. Éstos están formados por una letra mayúscula, a veces seguida por una minúscula y últimamente hasta dos letras minúsculas para los átomos que se han sintetizado últimamente, ¡hay más de 100! Por ejemplo, el símbolo del carbono es C, mientras que el calcio es Ca. Y esto se puede ir haciendo más complicado al formarse compuestos, en donde están combinados varios átomos diferentes. Así Lupita fue señalándome los elementos químicos de una mini tabla periódica que traía en su cartera, ¡qué precavida! Y continuo explicándome y escribiendo en el ¡libro de recetas de mi abuela! (esperemos no se dé cuenta, ji, ji, ji…). Por ejemplo, la fórmula del óxido de calcio es CaO, la del ácido acético es CH3COOH (que es un compuesto orgánico) y el bicarbonato de sodio es NaHCO3. Como verás estas son combinaciones de los elementos de la tabla periódica y se llaman compuestos.

Muy bien Lupita, ya entendí eso, ¿pero qué pasa con la cal en la olla, la curada de la olla con vinagre, el bicarbonato de sodio para que los pasteles se esponjen y para que los frijoles se cuezan más rápido? Haber explícame…

Bueno Anita, la mayoría de esos fenómenos tienen que ver con una reacción química a excepción de la cal en la olla. Vamos paso a paso: la cal en la olla se explica porque al hervir el agua en la olla se van depositando varios minerales, entre ellos calcio, que contiene el agua de la llave y van formando una capita blanca. La curada de la olla con el vinagre tiene que ver con el cambio a un ambiente ácido en donde el plomo contenido en el barniz con el que pintan las ollas, se disuelve en el vinagre, es importante quitarlo porque es malo para nuestro cuerpo, puede ocasionar problemas de salud en el sistema nervioso, bueno…, eso es otro asunto. El bicarbonato se usa para que los pasteles esponjen porque al combinarse con el agua de la mezcla y la temperatura en el horno se forma CO2 el gas que exhalamos y que queda atrapado en la masa y hace que ésta se esponje. Y el bicarbonato de sodio también ayuda a que los frijoles se cuezan más rápido que cuando no se le pone porque hay un cambio en el medio y lo vuelve un poco alcalino. ¡¡Wow Lupita, sí que la química es emocionante y divertida!!

Así es prima, es emocionante, pero allí no acaba la cosa. Como te acabo de explicar con los ejemplos de la cocina de la abuela, un cambio químico se lleva a cabo cuando los enlaces de algunos átomos se rompen y se forman nuevos enlaces. A estas recombinaciones de los átomos se llama reacción química. Este proceso se lleva un tiempo, como la cocción del pastel y de los frijoles. Desde el primer momento que los ingredientes (para el caso de la cocina) empiezan a transformarse, se llaman reactivos (por ejemplo, mantequilla, huevo, harina, vainilla, etc., para el pastel) hasta convertirse en nuevos materiales llamado producto, para nuestro caso, un rico pastel.

Los químicos han ideado representar una reacción química utilizando símbolos químicos y algunos otros signos para hacerlo más simple, como los matemáticos, pero en este caso se llama ecuación química. Esta ecuación química contiene mucha información de forma compacta: nos dice el estado de agregación de los reactivos y productos participantes (el cual se coloca dentro de un paréntesis y de un tamaño menor a la letra que se está utilizando), del lado izquierdo se escriben los reactivos y del lado derecho los productos, en medio se coloca una flecha de reacción como el signo igual en matemáticas. Esto les permite a los químicos tener la mayor información posible acerca de cómo está ocurriendo una reacción química de una manera clara y sencilla.

 

Mira este ejemplo cuando se quema el gas metano (gas natural):

 

REACTIVOS FLECHA DE REACCIÓN PRODUCTOS
Metano(gas)  +  oxígeno(gas) dióxido de carbono(gas) + agua (líquida)
CH4(g)                         +             2O2(g) CO2(g)                         +  2H2O(l)

donde:

CH4: fórmula química del metano o gas natural

(g): estado de agregación del metano (g=gas)

+: indica que el metano se combina con el oxígeno

2: coeficiente que indica la cantidad de moléculas de oxígeno que reaccionan

O2: fórmula química del oxígeno

→: flecha de reacción. Indica el antes y el después de una reacción química y se lee “produce”.

CO2: fórmula química del dióxido de carbono

H2O: fórmula química del agua

(l): estado de agregación del agua (l: líquido)

La explicación de Lupita me encantó y justo a tiempo terminó, pues el pastel estaba listo y los frijolitos también, sólo faltaba la festejada para empezar a comer rico. ¡¡¡Mmmmmmm…!!!