Consecuencias de una lesión

Consecuencias de una lesión

De la misma forma que es un deporte popular, también suele ser bastante violento. Con los tobillos hay que estar muy atentos, pues es una parte que no solamente tiene que lidiar con el peso del cuerpo sino con los golpes que por circunstancias puedan recibir.

La rehabilitación de un tobillo dañado puede tomar varias semanas o incluso meses. Un tiempo en el que se tienen que tomar unas medidas desagradables para garantizar la recuperación aun comprando una cinta kinesiologica tobillo. Una gran molestia que fácilmente se puede llegar a evitar si se toman las medidas necesarias, en principio la colocación del vendaje.

Resulta completamente evidente que existen muchos tipos de vendajes preventivos para jugar futbol. Sin embargo, no todos son efectivos. A continuación te mostraremos como realizar un vendaje preventivo que puede garantizar en cierto grado la protección de los ligamentos de tu tobillo y en general de toda la estructura.

Las vendas y el vendaje

La verdad es que lo concerniente a las vendas queda a tu criterio. No hay ningún requerimiento específico con respecto al tipo de venda que se tiene que utilizar. Tan solo escoge y adquiera la que mejor se adapte a tus necesidades. Claro está, si puedes asegúrate de que tenga un grosor suficiente y una longitud igualmente apta.

Con respecto al vendaje. Si sabes cómo hacerlo por tu cuenta entonces ya sabes que hacer, si no sabes estamos aquí para ello. Te mostramos paso a paso como tienes que manipular las vendas con respecto a tu tobillo para lograr un vendaje preventivo que te proteja.

El paso a paso

Una vez que tengas en tu mano la venda tienes que comenzar por la parte de abajo del pie. Comienza a enrollar por el puente hacia arriba, con la condición sine qua non de que debes favorecer la circulación. No aprietes demasiado.

Cuando hayamos conseguido dar unas dos o tres vueltas en esta parte de pies, procedemos con el tobillo. Cuando la venda llegue al punto inicial en el puente se tuerce un poco el rumbo, con la intención de vendar primero la parte exterior y luego la parte interior del tobillo.

Lo siguiente que tienes que hacer es seguir la línea que el paso anterior dejo para ti y vendar varias veces el tobillo superior. El procedimiento es bastante fácil, y se coloca en el punto donde tradicionalmente las personas colocan sus accesorios para pies como pulseras.

Cuando lo anterior haya terminado tenemos que volver a pasar la venda por debajo. Esta se tiene que pasar por el talón externo, y al momento en que lo estemos haciendo debemos hacer la suficiente presión para que quede bien ajustado. Una sujeción firme es suficiente, no hace falta trancar la circulación.

De ahí en más lo que queda es subir el vendaje por el tobillo hasta una altura de la pierna que sea lo bastante prudencial como para asegurarnos de que no se caerá. Podemos llegar hasta las pantorrillas si vamos a jugar futbol, pero bien podríamos subir tan solo unos centímetros.

Aunque a mucha gente le cueste creerlo, este vendaje preventivo fácilmente puede salvarnos de pasar algunos de los peores ratos de nuestra vida. La práctica del vendaje preventivo te asegura que cuando de verdad lo necesites no tendrás ninguna clase de problema para hacerlo en pocos segundos e irte a jugar con tu equipo.

Conclusiones

El tobillo es una de las zonas más sensibles de todo nuestro cuerpo. De las extremidades inferiores, son los tobillos la parte que más tenemos que proteger al momento de jugar futbol. El deterioro de los tobillos puede conllevar un deterioro gigantesco de la calidad de vida.

En el mundo, cada día millones de personas sufren lesiones en sus tobillos haciendo actividades cotidianas. El riesgo está latente y las estadísticas dicen que cada vez más se suscitan accidentes con daños a los tobillos. Cuando se trata de deportistas amateurs, los números crecen de manera impresionante.

La prevención es lo primordial para asegurarnos de que la salud de las extremidades no se vea perjudicada. Unos buenos hábitos de vida aseguran unos ligamentos saludables, a la vez que un vendaje preventivo de tobillo adecuado cuando se vaya a practicar deporte nos ofrece una protección invaluable ante los golpes y las torceduras.

Puedes realizar tú mismo tu propio vendaje preventivo de tobillo. No tienes que adquirir un tipo especial de vendas, cualquiera te sirve perfectamente. Sigue al pie de la letra los pasos que te mostramos para realizar un buen vendaje, o busca en la web un video instructivo si requieres de una ayuda visual para comprender. Tenemo